Bio, Eco y otras etiquetas

¿Conoces la diferencia entre alimento BIOLÓGICO, ECOLÓGICO y ORGÁNICO?

En España el término más utilizado es ecológico pero en los supermercados podemos encontrar otras denominaciones y/o alegaciones referidas a un mismo alimento.

QSN: Bio, Eco y otras etiquetas

En primer lugar hemos de saber que la normativa europea vigente admite  como sinónimos los tres términos. Lo que supone que a nivel legislativo los productores pueden poner cualquiera de ellos indistintamente en los envases.

Dentro de los países de la Comunidad Europea, no existe unanimidad en su uso, por ejemplo, en Francia, Italia y Portugal serán biológicos, en España ecológicos, en Gran Bretaña orgánicos…


A nivel práctico, el propio sector ha ido dando matices diferentes a cada denominación. Veamos cuales son:

⬓ ORGÁNICO
QSN: orgánicoEs el menos usado en España, se usa más en el mundo anglosajón.

Se asocia a alimentos que ha sido producidos de una manera respetuosa con el medio ambiente (evitando contaminación de suelo y acuíferos, destrucción del suelo y la biodiversidad,…) y con nuestra salud (evitando alergias, toxicidad, sensibilidad,…), como pesticidas, insecticidas, plaguicidas.  
Es decir, que se rechazan productos químicos en la producción.


BIOLÓGICO
QSN: biológicoCada vez más habitual en cualquier tipo de envases.

Este término está referido a la manipulación genética. Garantiza que dicho alimento no ha sido alterado genéticamente ni en su producción ni en su procesado posterior. Es decir, ha seguido su desarrollo natural.


ECOLÓGICO
Es el término más utilizado en España.

QSN: ecológicoEn cierto modo puede englobar a los dos anteriores. Se refiere a alimentos que en todas sus etapas se han desarrollado como en la naturaleza, sin intervención química artificial y no son OMG (organismos modificados genéticamente). Desde la selección de semillas ecológicas, crecimiento en tierra y agua descontaminada, cultivado de manera sostenible, es decir integrando sistemas locales y con recursos renovables, hasta su recolección para el consumo, todo el proceso es muy estricto y debe estar certificado por entidades competentes.


OTRAS DENOMINACIONES

En la búsqueda por hacer más llamativos sus productos, los fabricantes añaden alegaciones “de moda” que puedan captar la atención del consumidor aunque en la normativa comunitaria no aparezcan:

SOSTENIBLE
Este término se va haciendo habitual en las descripciones de los productos y en sus alegaciones de alimentos saludables.

Se aplica a la garantía de equilibrio entre las necesidades sociales, el crecimiento
QSN: sostenible
económico y el cuidado del medio ambiente. Referido al sector alimentario, se puede considerar un alimento sostenible si, además de procurar su calidad, es socialmente justo, mejorando la economía de la zona, y utiliza prácticas respetuosas con el medio ambiente, de manera que preserva la biodiversidad para no agotar los recursos.

Muchos fabricantes y productores se están sumando a estas iniciativas, de manera que en sus productos además de los sellos ecológicos se incorporan otros más específicos que demuestren su compromiso social y medioambiental. Todos ellos los veremos en el próximo artículo.


NATURAL
QSN: NaturalUn alimento natural sería (aunque no hay una definición específica al respecto) aquel que procede de cultivos naturales (similar al criterio ecológico) y que han sido almacenados, procesados y empaquetados sin aditivos químicos.

Esta denominación no tiene ningún aval hoy en día. Al no existir una legislación clara, cualquier fabricante puede poner esta alegación sin comprometerse a nada, por eso se usa indiscriminadamente y con intenciones publicitarias engañosas.


Aclaración: ninguna de las imágenes hasta ahora utilizadas representan sellos oficiales, son simplemente ilustrativas.



PARA FRUTAS Y VERDURAS

CÓDIGOS PLU

¿Has visto esas pegatinas que llevan algunas frutas y verduras? 

QSN: PLUSi te fijas, verás que suelen llevar unos números y algunas, además, un código de barras. Son los llamados códigos PLU (Price look-up code)

No son etiquetas propiamente dichas. No tratan de  calificar el producto de cara al consumidor sino que se crearon para facilitar el inventario y venta de productos frescos, pero los consumidores podemos extraer información de ellos. Nos puede servir para distinguir el tipo de cultivo al que ha sido sometido el alimento. El problema es que el sistema es voluntario y, por tanto, a algunos productores no les interesa que sepamos que su fruta o verdura procede de semillas modificadas genéticamente.

Los números suelen ir precedidos de este signo: # y tienen 4 dígitos, que son específicos para cada variedad, es decir la manzana golden tendrá un número distinto de la manzana reineta aunque ambas sean manzanas, independientemente del país de origen.

Estos son los códigos:

si tiene 4 dígitos y empieza por 4, indica producción con sistema convencional, es decir, con uso de pesticidas y fertilizantes químicos.
si tiene 5 dígitos y empieza por 8, es igual que el anterior pero genéticamente modificada.   
si tiene 5 dígitos y empieza por 9, indica que es de procedencia orgánica. 

QSN: significado etiquetas PLU


si tiene más dígitos, no es un código PLU y  pertenece a otro sistema.

La encargada de asignar los códigos PLU es la IFPS, Federación Internacional para los Estándares de los Productos, que no está regulada por ninguna agencia gubernamental. Está formada por asociaciones nacionales de frutas y verduras de todo el mundo.



Llegados a este punto nos  encontramos con algunas paradojas y sinsentidos.

No todos los alimentos orgánicos son biológicos ya que pueden no haber recibido químicos pero si haber utilizado semillas modificadas genéticamente.

En los supermercados españoles podemos encontrarnos las tres denominaciones para referirnos a un alimento ecológico, incluso combinadas entre si.  

Algunos productos importados en el que no se ha cambiado la denominación de su país de origen utilizarán los términos orgánico o biológico (que equivaldrían a ecológico en nuestro país).

Un alimento ecológico debidamente etiquetado puede llevar omg, siempre que no supere más el 0,9 % de los ingredientes.

Un alimento industrializado y que lleve aditivos químicos◽puede alegar que es natural sin serlo porque  existe un vacío legal en cuanto a la utilización de este término.


CONCLUSIÓN
Si lo que buscas es la garantía de que ese producto es ecológico, según los estándares de la Comunidad Europea, debes buscar etiquetas específicas y legales tanto a nivel comunitario como nacional. En el próximo artículo os hablaré de todas ellas.


Finalmente, sabiendo todo esto, os reitero mi recomendación:  siempre, siempre, siempre leed las etiquetas de los alimentos que vais a comprar.


QSN: Alimentación y Cambio





Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

Deja tu comentario

Publicar un comentario