Las grasas trans y los niños

El 50% de los alimentos industriales supera las recomendaciones de contenido de grasas trans. 
Este titular algo alarmante nos lleva a leer un interesante estudio sobre el consumo de alimentos con grasas trans, hecho con un grupo de población infantil en la provincia de Barcelona.
Os resumo aquí el texto extraído de la página Web de IDIAP:

El Instituto de investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol), la Atenció primaria de Mataró y los Servicios de Educación y Salud Pública del Ayuntamiento de Mataró han estudiado el consumo de bollería industrial y snack entre la población infantil y juvenil.


Las grasas trans son grasas que están presentes en multitud de productos de la industria alimentaria, como comidas rápidas, congelados, precocinados (pizzas, rebozados, patatas fritas), palomitas, ganchitos, snack de chocolate y bollería (donuts, tartas, magdalenas, croissant, brownies…).
Hay evidencia científica de la implicación del consumo de estas grasas trans en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

El estudio se realizó en 9 escuelas de Mataró con escolares de 1º, 4º y 6º de primaria, durante el curso 2008-2009. Su finalidad era conocer el consumo de productos de pastelería industrial y snack entre la población infantil y juvenil y conocer la presencia de grasas trans en este tipo de alimentos.
De los resultados obtenidos se observa que a pesar de que la mayoría de los niños siguen una dieta mediterránea de calidad moderada-alta, a medida que crecen disminuye la calidad de la dieta y aumenta el consumo de grasas trans. Alrededor del 40% de los niños de primaria consumen productos con grasas trans.

 La presencia de estas grasas en los alimentos elaborados está regulada en la mayoria de los paises de la Unión Europea, pero aún no en España. Esta regulación supone que el contenido de grasas trans en este tipo de alimentos debe ser menor al 1% del total de las grasas. Además la regulación exige que las etiquetas de estos productos especifiquen qué porcentaje de grasas trans llevan.
Debido a que en el etiquetado español no se especifica el conenido de grasas trans, los autores de esta investigación han tenido que analizar la composición de todos los productos estudiados.
El 50% de los productos estudiados superaban estas recomendaciones.

 Los resultados se han presentado en las escuelas que participaron en el estudio y en diferentes ámbitos comunitarios con objeto de informar del tema y poder elaborar intervenciones dirigidas a disminuir el consumo de estos productos entre niños y adolescentes.
Los autores del estudio han sido galardonados con el premio Gonçal Calvo que otorga la Academia de Ciències Mèdiques de Catalunya i Balears.

De este trabajo podemos concluir que debemos modificar los hábitos de consumo de los niños empezando por cambiar los hábitos de compra de los padres. Esto último resulta muy difícil si los consumidores no tenemos a nuestra disposición información verídica sobre la composición de los alimentos que vamos a adquirir. A esto se añade otra preocupación: en verdad hay alguien que regule y/o vigile la composición de los alimentos industriales?


*Otros artículos que te pueden interesar:



FUENTE: IDIAP   http://www.idiapjgol.org   NOTA DE PRENSA  14/9/10

Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

2 comentarios :

  1. ¿Podrías explicar qué son exactamente las grasas trans?
    ¿Cómo puedo saber si lo que estoy comprando lleva grasas trans?
    Gracias,
    Estela

    ResponderEliminar
  2. Hola Estela,

    Estoy preparando un post sobre las grasas trans que en breve publicaré. Espero que resuelva tus dudas.
    En cuanto al tema de la compra, hoy por hoy la única forma de saber si un alimento puede llevar grasas trans es buscando grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas, en la lista de ingredientes. Consulta el post Leer etiquetas 3
    Saludos,
    Ana

    ResponderEliminar