No comas cualquier cosa


Con el paso del tiempo me he dado de cuenta de que cada vez aprecio más la calidad y la antepongo a otras cosas. Años atrás pasaba mucho tiempo haciendo la compra, leía muchas etiquetas, analizaba los ingredientes y valoraba los nutrientes de cada paquete que caía en mis manos. Me sorprendía y me enfadaba con lo que me encontraba y me soliviantaba la incongruencia del reclamo publicitario de alimento saludable bien visible en el  paquete (al contrario que la información para el consumidor que era y sigue siendo pequeña o difícil de encontrar).

Hoy en día me gustan más los mercados y las fruterías, disfruto de mi pequeñísimo huerto de balcón, compro alimentos ecológicos a granel y, la verdad, prefiero invertir más tiempo en cocinar sano que en desentrañar etiquetas.


La gratificación de abrir un paquete y comer su delicioso contenido prefabricado" solo tiene un placer sensorial momentáneo, en cambio la satisfacción de crear tu propia comida con alimentos llenos de vida y color  no es comparable con nada.




QSN: Tu vida es demasiado valiosa. No comas cualquier cosa



QSN: Alimentación y Cambio



Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

Deja tu comentario

Publicar un comentario