Desenmascarando la alimentación. 3

El negocio de la alimentación hoy en día es sinónimo de especulación, corrupción y manipulación. Descubre todo lo que hay detrás de los alimentos que tomas cada día.


TERCERA PARTE: HORIZONTES ESPERANZADORES


VOLVAMOS A EMPEZAR





LA AGROECOLOGÍA
Paradójicamente, a la vez que presenciamos lo hasta ahora descrito, en la ONU los expertos lanzan informes alentadores a favor de la Agroecología como solución, aunque no a corto plazo:

“la propagación de las prácticas agroecológicas puede aumentar al mismo tiempo la productividad agrícola y la seguridad alimentaria, mejorar los ingresos y los medios de sustento de la población rural y contener e invertir la tendencia a la pérdida de especies y la erosión genética”  De Schutter

Olivier De Schutter presenta en la ONU el siguiente informe
La agroecologia y el derecho a la alimentación
(8 de marzo de 2011) GINEBRA-
“La agroecología y el derecho a al alimentación” ante el Consejo de Derechos Humanos. Este informe, elaborado a partir de una exhaustiva revisión de la literatura científica más actual, demuestra que las explotaciones agrícolas campesinas pueden duplicar la producción de alimentos en zonas críticas a través del uso de métodos ecológicos.
El informe exhorta pues a los Estados a que dirijan sus esfuerzos  hacia la agroecología para poder satisfacer las necesidades alimentarias de su población al tiempo que plantan cara a los desafíos que presentan el clima y la pobreza.”


Comunicado de prensa de las Naciones Unidas con fecha de 8 de marzo de 2011 a favor de la agroecología:



Bután, un ejemplo a seguir
Bután es un pequeño país entre la India y China que se hizo famoso por utilizar como índice de crecimiento y progreso, la Felicidad Nacional Bruta (FNB) y la Felicidad Bruta Interna (FBI).
La agricultura tiene gran importancia en este país, por eso desde las instituciones, se potencia la agricultura ecológica.
En 2007 el Ministerio de Agricultura lanzó un plan que además de proteger al medio ambiente tenía como objetivo capacitar a los agricultores en métodos ecológicos y más productivos, y además, ofrecerles asistencia técnica. Todo ello para conseguir que el país adquiera la autosuficiencia alimentaria



HACIA LA SOBERANÍA ALIMENTARIA
Las consecuencias de la globalización en la alimentación, sobre todo, en las zonas más pobres favorecen los argumentos para la reivindicación de mayor autonomía en política agraria y alimentaria y en producción propia para el autoabastecimiento, es decir, para la la Soberanía Alimentaria. 
Qué es la Soberanía Alimentaria:Es el derecho de cada pueblo a definir sus propias políticas agropecuarias y materia de alimentación, a proteger y reglamentar la producción agropecuaria nacional y el mercado doméstico a fin de alcanzar metas de desarrollo sustentable, a decidir en qué medida quieren ser autosuficientes, a impedir que sus mercados se vean inundados por productos excedentarios de otros países que los vuelcan al mercado internacional mediante la práctica del dumping”…


“Apuesta por la relocalización de los sistemas agroalimentarios y por modelos de producción campesinos. Los alimentos serian adecuados al contexto cultural, social, se acortaría la cadena alimentaria, se reduciría el número de intermediarios y las transformaciones sufridas por los alimentos disminuyen y también los puntos críticos donde estos podrían contaminarse”.


En 2007 se celebró en Sélingué, Malí un Foro con representantes de más de 80 países cuya finalidad era fortalecer el movimiento global para el desarrollo de la Soberanía Alimentaria. El foro se llamó Nyeleni en memoria de una legendaria campesina que personificaba la Soberanía Alimentaria a través de su trabajo y la dedicación a su gente.

La Soberanía Alimentaria pone  a aquellos que producen, distribuyen y necesitan alimento nutritivo y local en el corazón mismo de de los sistemas agrícolas y pesquero, antes que las demandas del mercado y las corporaciones quienes reducen la alimentación a pedazos de mercancía comercializables internacionalmente

Os dejo a continuación el enlace del Informe de Síntesis de aquella reunión:

Si tuviera que destacar una frase que resumiese su lucha, sería esta:
Que… “La Soberanía Alimentaria sea considerada un derecho humano básico. Reconocido y respetado por las comunidades, los pueblos, los estados y las instituciones internacionales”.

Nyeleni nos deja un informe muy extenso de la situación actual, económica, social, política, etc. Nos hace ver cual es la realidad del campesinado de todo el mundo, las condiciones en las que viven y a las que están sometidos, y, sobre todo, hacia donde nos está llevando la especulación con alimentos.


SEMILLAS LIBRES. SEED FEEDOM
¿A quien pertenecen las semillas? a la naturaleza, a los agricultores, a los países, al Banco de Semillas,…?
Lamentablemente las multinacionales que monopolizan la alimentación también incluyen a las semillas dentro de su negocio, su objetivo es la creación de patentes.

Hemos de saber que una semilla modificada es una semilla patentada y por tanto es propiedad de la empresa que la ha patentado y con ella trataran de obtener el mayor beneficio económico posible.

El control de las semillas no tiene nada que ver con dar de comer al mundo, sino con el ansia de dominar el sector alimentario.


Semillas de Libertad (Seeds of Freedom - Spanish) from The ABN and The Gaia Foundation on Vimeo.



En palabras de Esther vivas
La agricultura industrial e intensiva, a partir de la Revolución Verde, en los años 60/70, con el teórico fin de mejorar y modernizar la producción agrícola y alimentaria, acabó imponiendo semillas industriales, desacreditando las semillas campesinas y privatizando su uso. Mediante la forma de contratos, el campesinado pasó a depender de la compra anual de semillas, sin posibilidad de poder guardarlas después de la cosecha y plantarlas en la siguiente temporada.
Las semillas, que representaban un bien común, fueron privatizadas, patentadas y, en definitiva, secuestradas. Y  actualmente el mercado mundial de semillas está extremadamente monopolizado: diez empresas controlan el 70% del mismo”.
Extraído de la Web attac.es


Desde 1982 Vandana Shiva viene trabajando en su Fundación para impulsar la agricultura ecológica y en la organización Navdanya para la conservación de semillas nativas indias.

Navdanya es un programa de conservación de semillas y de la biodiversidad, que apoya a los agricultores locales afectados por los monopolios de semillas y cultivos que están siendo empujados a la extinción debido a la modificación genética.

Cuando desaparece la libertad de semillas, desaparece la libertad de los agricultores”.

Según la Rural Advancement Foundation International (renombrada como “Grupo ETC”) el 67% del comercio mundial de semillas era manejado en 2007 por 10 grandes multinacionales (DuPont, Syngenta, Limagrain, Bayer, etc.). Solo Monsanto detentaba casi el 25%. De acuerdo con la misma fuente, 10 empresas controlan el 89% del comercio de agroquímicos (Bayer, Syngenta, Dow, Monsanto, etc.). De ellas, las seis más poderosas también participan del negocio de las semillas.

Os dejo unos vídeos de Vandana Shiva en los que explica sus objetivos.

QUÉ PODEMOS HACER CADA UNO DE NOSOTROS
Comer sustenta la vida, pero tras algo tras cotidiano se esconden actividades que tienen una repercusión directa sobre la naturaleza y sobre otras personas, como ya hemos visto.

Convivimos con unos 300 aditivos “permitidos” y dejamos que nos engañen poniendo a los alimentos el apellido de “saludable”.  Les añaden sustancias químicas como vitaminas, minerales, fitonutrientes, etc. para decirnos que son “alimentos funcionales”. Nos alejan así de la realidad: Los alimentos son la fuente de energía, que nos nutre, pero, sobre todo, son fuente de vida. Un alimento manipulado y altamente procesado carece de vida. Así que lo que hagamos con los alimentos,  inexorablemente,  revertirá en nosotros.

Cuidemos los alimentos, cuidemos la naturaleza y a cambio recibiremos salud.

Hoy en día disponemos de mucha información. Utilicémonos con la mente abierta para aprender, evolucionar y sobre todo para compartir, ayudar, cooperar…
Enseñemos a los niños el valor real de las cosas, a distinguir entre las necesidades reales y las impuestas por el sistema y la publicidad.


Ahora ya sabemos que las semillas, los agroquimicos, la distribución y la comercialización de los alimentos están en manos de grandes multinacionales que solo buscan su propio beneficio. Así que solo nos quedan dos opciones:

-Mantener la tierra (que ya está en el punto de mira de los gigantes especulativos)

-Encauzar el consumo hacia dónde nosotros queramos.


El pequeño agricultor ha de ser dueño de sus tierras, seguir produciendo, eludiendo semillas patentadas y/o transgénicas y productos tóxicos. Nosotros, los consumidores, debemos comprar en los mercados locales. De esta manera:
  • Practicamos consumo de temporada, a mejor precio y mantenemos la estacionalidad de frutas y verduras que son recogidas en su momento óptimo de maduración y llegan a nosotros más frescas.
  • Favorecemos la permanencia de explotaciones familiares y sus técnicas de cultivo tradicional.
  • Colaboramos en el mantenimiento del entorno rural, sus poblaciones, oficios y tradiciones.
  • Mejoramos la economía local.
  • Reducimos la contaminación: no se usan embalajes, no se realizan largos trayectos para transportar los alimentos y disminuye la huella de CO2.
  • Contribuimos al mantenimiento de productos autóctonos que se van perdiendo

Si queremos realmente alcanzar la Soberanía alimentaria “es imprescindible conservar la poca biodiversidad que nos queda” como dice José Esquinas.


Esto solo lo conseguiremos manteniendo la producción local y apoyándola gracias al consumo de temporada y local.


Y cuando vayas al supermercado:
  • Lee bien las etiquetas. No te quedes con lo que dice en el frontal. Que no lleven colorantes y conservantes no quiere decir que no lleve otro tipo de aditivos.
  • Los alimentos funcionales son un invento. Los únicos alimentos funcionales son los que nos da  la naturaleza sin haber sufrido ninguna manipulación y que nos aportan innumerables sustancias bioactivas que trabajan en sinergia y que el ser humano es incapaz de reproducir en un laboratorio.
  • Huye de las comidas preparadas, precocinados, fast food, refrescos azucarados, toda clase de dulces industriales, elaborados cárnicos industriales, postres lácteos, etc. No son alimentos y perjudican tu salud.
  • Ante dos productos iguales de la misma calidad, elige siempre el más cercano habrá contaminado menos.
  • Compra en tiendas pequeñas. Las PYMES (pequeñas y medianas empresas) generan más del 90% del empleo en España.

Si aún quieres ir más allá:
  • Busca información sobre aquellas marcas multinacionales que especulan con alimentos, que practican actividades empresariales abusivas, que contaminan, que no respetan los derechos de animales, personas y de la naturaleza. Y no  compres sus productos.
  • Únete a  cooperativas de consumo por la zona en que vives.
  • Conoce el movimiento Slow Food y su iniciativa de Km 0
  • Únete a iniciativas de huertos urbanos o practica el huerto en el balcón.
  • Comparte con los demás tus descubrimientos y progresos.


Es importante recordar
Que los consumidores somos el último eslabón de esta cadena y del sistema económico pero aunque podamos parecer las víctimas, en realidad  eso mismo es lo que nos da el poder
Tenemos la capacidad de influir y dirigir el mercado solo con nuestra forma de compra. Una actitud de consumo responsable se convierte en un instrumento de presión.


Nadie te pide que luches contra los monstruos, solo actúa de acuerdo a tu conciencia haciendo aquella parte a la que tengas acceso y transmite la información.
Tenemos tecnología, conocimientos y herramientas suficientes. Recuperemos nuestros valores y démosle sentido a la palabra humanidad. Cualquier pequeña cosa que puedas hacer se convertirá en una aportación.

No te quedes indiferente, indígnate.
“Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no pueden claudicar ni dejarse impresionar por la dictadura actual de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia”  Stéphane Hessel

Exige alimentos limpios, locales, de temporada, sanos, justos, éticos, ecológicos, etc. Forcemos al mercado en esta dirección y como dice José Esquinas, convirtamos “el carro de la compra en un carro de combate”. 


Toda la información aquí recogida es fruto de tiempo de lectura y de investigación. Es mi modesta contribución al despertar
Si he conseguido atraer tu interés, no te quedes ahí, lee, infórmate, utiliza tu sentido crítico y actúa en consecuencia. Toma las riendas de tu alimentación.



Personas citadas:

*José Esquinas (Ciudad Real, 1945)
Doctor Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Madrid y Doctor rn Genética Y Máster en Horticultura por la Universidad de California. HA trabajado en la FAO durante 30 años en recursos genéticos, biodiversidad agraria, cooperación internacional y ética para la agricultura y la alimentación. En la actualidad es Profesor titular en la Universidad de Madrid y Director de la Cátedra de Estudios sobre Hambre y Pobreza (CEHAP) en la Universidad de Córdoba.

*José Enrique Campillo (Cáceres, 1948)
Doctor en Medicina por la Universidad de Granada y catedrático de Fisiología en la Universidad de Extremadura. Su labor investigadora se ha centrado ene le estudio de diversos aspectos  relacionados con la diabetes y la nutrición humana.

*Esther Vivas (Sabadell, 1975)
Periodista, investigadora y activista social. Libra los tres frentes en el terreno agroecológico. Autora de libros como Supermercados, no gracias y Del campo al plato(Icaria Editorial), entre otros, asegura que el sistema agroalimentario pone, claramente, de manifiesto las contradicciones del sistema actual.

*Vandana Shiva (Dehradum, 1952)
Filósofa, activista medioambiental y eco-feminista. Es fundadora y directora de Navdanya ResearchFoundation for Science, Technology and Ecology. Ha recibido numerosos premios, incluyendo el 1993Right Livelihood Award (Premio Nobel Alternativo) y el Premio de la Paz Sydney 2010

*Vicent Boix
Investigador asociado a la Cátedra “Tierra Ciudadana. Foundation Charles Léopold Mayer” de la Universidad Politécnica de Valencia

*Gustavo Duch (Barcelona 1965)
Licenciado en Veterinaria y Posgrado en Dirección de Empresas. Director de veterinarios sin fronteras desde 1991 hasta 2003. Actualmente colabora con movimientos y campañas relacionadas con la lucha por la Soberanía Alimentaria de los Pueblos. Autor de libros como "Alimentos bajo sospecha" y "Lo que hay que tragar".

*Olivier de Schutter
Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación desde el año 2008.

*Valentín Cabero Diéguez
Catedrático de Geografia. Universidad de Salamanca.

*Stéphane Hessel (Berlín, 1917- París, 2013)
Durante la Segunda Guerra Mundial participó en la Resistencia y fue apresado por al Gestapo. Después de la guerra fue diplomático y formó parte del equipo redactor de los Derechos Humanos. Autor del libro “Indignaos”




En la medida de lo posible estos artículos se irán actualizando y enriqueciéndose.

Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

2 comentarios :

  1. Excelente trilogía de artículos. Totalmente desalentador ver cómo nos manejan. Pero la información nos da poder de decisión. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario
      Reconocer que nos manejan es el primer paso del despertar
      Después toca ser consciente y utilizar tu libertad para contribuir a crear un mundo más justo y sano.
      Podemos!!

      Eliminar