Alimentación, Epigenética y Salud.


Cada vez todos tenemos más claro que la alimentación es fundamental es nuestra vida y que determina nuestra salud. Pero hasta que punto esto es posible, es algo que  podemos saber gracias a la Epigenética.

Qué es la Epigenética
Epigenética significa más allá de la Genética. “Es el conjunto de cambios heredables en la expresión génica que no van acompañados de cambios en la secuencia del ADN
Dicho de otra forma, para conseguir la adaptación al medio ambiente, se producen cambios en la expresión de los genes, sin modificar la estructura de los mismos. Esto quiere decir que los genes no están impasibles, sino que los factores ambientales afectan a su forma de actuar y gracias a la epigenética nuestro organismo puede responder rápidamente frente a cambios del entorno.

Cómo influye el medio ambiente en nuestra salud
Son muchos los factores ambientales que pueden influir epigenéticamente, entre ellos: agua, aire, alimentación, estilo de vida, materiales sintéticos con los que convivimos, tabaco, estrés, etc. Todos ellos se comportan como marcadores epigenéticos persistentes, interfiriendo en el comportamiento de los genes a lo largo de la vida. Estos marcadores además, son heredables y pasan de unas generaciones a otras.

De todos los factores ambientales que inciden en la expresión de los genes, la alimentación es la más importante. Pero no solo la alimentación que llevamos en la edad adulta, sino la que la que hemos tenido en la infancia y la que ha tenido nuestra madre durante la gestación.


La importancia epigenética de la alimentación es tal, que si un individuo está predispuesto genéticamente a desarrollar cierta enfermedad y realiza cambios adecuados en la dieta, estos actuarían de manera epigenética positiva evitando o atenuando dicha enfermedad. De la misma manera si la dieta es inapropiada la influencia epigenética negativa actuaría desencadenando o agravando la enfermedad.


Es decir, los genes no determinan si vas a enfermar, solo son responsables de la predisposición. La activación de dichos genes se debe a marcadores epigenéticos como la alimentación.
De hecho nuestro genoma no se ha modificado más que un 1% en millones de años, pero en cambio, lo que si ha cambiado radicalmente es nuestra forma de comer.


La importancia de los marcadores epigenéticos quedó demostrada en  el caso de la clonación de la oveja Dolly. No se obtuvo el éxito esperado debido a que las células utilizadas para la clonación tenían demasiadas marcas epigenéticas, eran células “viejas”. De manera que Dolly heredó de su madre las alteraciones epigenéticas, que se manifestaron en ella, a una edad demasiado temprana.


Cuáles son los mecanismos de actuación de los marcadores epigenéticos
  • Metilación del ADN.
  • Impronta genómica.
  • Modificación de histonas.

De los tres mecanismos, la metilación es el más estudiado, mejor entendido y el que ofrece un futuro esperanzador en el tratamiento de enfermedades.

Qué es la Metilación del ADN
La Metilación consiste básicamente en la unión de grupos metilo a lugares específicos de la cadena del ADN. Es un proceso celular que sirve para activar y desactivar genes.
Es una manera que tiene el cuerpo de protegerse. Por un lado, tiene desactivados genes que no se necesitan en ese momento o que han sufrido una alteración en su función. Y por otro lado, con el efecto contrario, la desmetilación, activa los genes necesarios en un momento dado, como por ejemplo durante el crecimiento.


Si se produce una alteración de este proceso de metilación/desmetilación, (normalmente por factores ambientales), es cuando surgen los errores. Por ejemplo, la desactivación de la expresión de un “gen bueno”, como son los genes supresores de tumores, que actúan evitando la producción incontrolada celular tumoral y que no se han desmetilado cuando era necesario.

Los investigadores epigenéticos empezaron aplicando todos estos conocimientos en el Cáncer, donde siguen obteniendo grandes avances, pero han comprobado que sus hallazgos son extrapolables a otra enfermedades como Alzheimer o enfermedades cardiovasculares.

Influencia de la alimentación
Ya hemos visto que un aspecto crucial en la Epigenética es la composición de nuestra dieta. 
Pero cómo come la gente hoy en día?

Hay diversos cambios de actitudes que han modificado la dieta a lo largo de los años: El rechazo a la lactancia materna. En los niños,  un bajo consumo de alimentos frescos y un excesivo consumo de carnes, lácteos y alimentos procesados ricos en grasas. En la juventud observamos que se sustituyen comidas importantes por Fast Food, y toda clase de alimentos procesados.

De esta manera, poco a poco ha ido cambiando la prevalencia  e incidencia de enfermedades como Diabetes, Hipertensión Arterial, Obesidad, Cáncer, etc. Apareciendo estas, cada vez, a edades más tempranas.


Por ello es importante incluir en nuestra dieta, nutrientes ricos en metilo, como son fundamentalmente, verduras de hoja verde y alimentos como el brócoli, granada y aguacate.
Comiendo mas verduras, frutas y legumbres, y restringiendo factores externos que induzcan cambios epigenéticos negativos como el estrés, tabaco y alcohol, podemos conseguir que genes que desarrollan enfermedades crónicas no lleguen a expresarse nunca y permanezcan latentes, o si se expresan lo hagan más tarde y de forma mas leve de lo habitual.


El alimento que reciben los bebés en los primeros meses de vida programa sus cuerpos para el resto de sus vidas. Esto incluye el material en el que se sirven, como los biberones hechos de Bisfenol A. Moléculas de este plástico se van desprendiendo y el bebé las ingiere. El Bisfenol A no es tóxico, ni cancerígeno pero dentro del organismo actúa como un disruptor endocrino, provocando alteraciones hormonales.
(Si quieres más información sobre los plásticos y los disruptores endocrinos, consulta este otro post)

Nuestras células se renuevan cada 7 años. Si con los alimentos que le aportamos no obtienen los nutrientes necesarios, se producen los errores.

Esta claro entonces, que somos lo que comemos. Nuestra energía proviene de los alimentos y la energía de estos, proviene de la naturaleza. Los alimentos refinados, procesados e industrializados carecen de energía. Así que debemos fundamentar nuestra dieta en frutas y verduras,  y añadir legumbres, cereales integrales, frutos secos...

También es importante cómo comemos. En un lugar agradable, comer sin prisa, masticando adecuadamente. Los platos deben ser sencillos, sin excesivas mezclas, fáciles de digerir, incluyendo siempre algún alimento crudo y con el colorido propio de los alimentos de cada temporada.
Asimismo nuestra actitud tiene efectos epigenéticos. Pensar bien y ser optimistas. Ser agradecidos, vivir sin contradicciones y ser feliz también contribuye a la salud  del ADN.


Epigenética y Obesidad
Marta Garaulet, investigadora de Nutrición de la Universidad de Murcia, coincide:
"En este sentido y en contra de lo que inicialmente se creía, la investigación actual demuestra que no estamos predeterminados por nuestro genoma. Sino que las acciones que llevemos a cabo en nuestras vidas, es decir, lo que comemos, cómo dormimos, si hacemos ejercicio o incluso cómo usamos nuestra mente, pueden cambiar nuestro epigenoma, pueden cambiar nuestros genes y en definitiva pueden cambiar nuestro destino".
ESTUDIO: "Según un estudio realizado por nuestro grupo de investigación en 60 mujeres en las que se incluían 20 de peso normal, 20 con sobrepeso y 20 obesas, observamos que el grado de metilación del ADN del gen “reloj” CLOCK aumentaba con la obesidad
Este gen reloj, junto con otros genes de la misma familia, pone en hora a nuestro organismo. Cuando el gen CLOCK no se expresa bien, hay mayor tendencia a la obesidad, a presentar peor calidad del sueño, y a acumular más grasa en la cintura. Nuestros resultados mostraron además que aquellas mujeres que picaban con frecuencia, comían rápido, o comían cuando estaban aburridas, llegaban a metilar el gen CLOCK, hasta ¡12 veces más!, lo que dificulta la expresión del gen y por tanto su funcionamiento.
Pero ¿sabéis lo mejor? esta metilación es reversible. Si durante un tiempo dejamos de picar entre horas, ya no comemos cuando estemos aburridos o comemos un poco más despacio, “desmetilaremos” en gen CLOCK, haremos que se exprese mejor,  esto nos ayudará a estar más delgados, dormir mejor, y en definitiva a estar más sanos".


Más información...


Os dejo aquí un enlace de un interesante reportaje emitido por la 2 de TVE en La Noche Temática. Merece la pena dedicarle los 40 minutos que dura.


Si quieres conocer más de primera mano, lo mejor es escuchar a Manel Esteller. Quien dirigió Laboratorio de Epigenética del Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y que actualmente es director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomedica de Bellvitge (IDIBELL).


Esteller es licenciado en Medicina por la Universidad de Barcelona y doctorado en Genética Molecular del Carcinoma de Endometrio. Tiene un largo y prolífico currículum. Fundador del primer Laboratorio de Epigenética en España.
Se le considera un experto en Epigenética tanto en procesos fisiológicos como patológicos, así como en Epigenética del Cáncer.



En este enlace, Esteller hace una breve explicación de lo que es la Epigenética

Este otro enlace corresponde a una conferencia realizada en mayo de 2011 en La Coruña titulada: Genes, ambiente y enfermedad. Muy interesante.


Que nos aportará la Epigenética en el futuro
Aún queda mucho por saber sobre la Epigenética. Pero las noticias son alentadoras ya que las alteraciones epigenéticas son reversibles (a diferencia de las alteraciones genéticas).
Conociendo los marcadores epigenéticos y la posibilidad de modificarlos, la introducción de nutrientes específicos, que realicen la activación o desactivación de genes, es un gran reto, alcanzable según los expertos.


Se trata de enlazar la Epigenética con la Nutrición, es decir, que según el patrón epigenético personal  se realizarían intervenciones dietéticas diseñadas para cada persona, destinadas a modificar los riesgos de padecer una enfermedad o atenuarla si ya se ha manifestado.
Este cometido lo realiza la Nutrigenómica o Nutriepigenética. Hablar de esta ciencia sería tema para otro post…







Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

9 comentarios :

  1. Mis Recetas Anticáncerdomingo, 08 enero, 2012

    Muy interesante. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente tienes entradas muy útiles y documentadas.
    Felicitaciones por este interesante blog y mucha suerte.
    Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. Hola Ramón
    Me alegro de que te guste mi blog.
    La Nutrición puede parecer aburrida o estática pero es un mundo apasionante en el que hay muchas cosas que investigar todavía
    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  4. Buen artículo. Me gustó mucho la forma que explicaste la epigenética y sus mecanismos de actuación de los marcadores epigenéticos.

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias por esta información ,soy medico pediatra y estoy preparando una charla para niños y papas sobre la importancia de una alimentación sana y tu muestras una forma breve y simple de explicarles sobre epigenetica y nutrición . felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y por valorar mi trabajo
      Bienvenido/a a QSN

      Eliminar
  6. Excelente explicación, buscaba información puntual por este tema que explicarán esta noche en una conferencia, ahora tendré mas motivos para no faltar, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y por dejar tu comentario.
      La verdad es que la epigenética es un tema apasionante pero poco divulgado.
      Los humanos tenemos el poder y la capacidad de elegir nuestros alimentos, si además supieramos cuales nos hacen mal y cuales nos benefician sería un gran avance para la humanidad.

      Eliminar