Alimentos clonados


El pasado mes de octubre la Comisión Europea propuso una moratoria de 5 años para la producción de alimentos de origen animal a partir de animales clonados, a pesar de que la EFSA (Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria) en septiembre ratificó la seguridad de dichos alimentos. Dentro de esta moratoria también se incluyen las importaciones de carne, leche y otros productos procedentes de ganado que haya nacido gracias a esta tecnología.

Hay que aclarar que se prohíbe la venta de leche y carne de animales clonados pero no la de sus crías. Actualmente para vender productos de animales clonados se debe pedir un permiso a las Agencia reguladora de la Unión Europea pero esto no es necesario para los productos obtenidos de los descendientes de los clones.

En marzo de este año el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea anunció el proyecto de regulación de alimentos clonados para introducir estos en el mercado ya que consideraban que tenían un alto nivel de seguridad alimentaria, en cambio la EFSA, por aquel entonces, se opuso pidiendo a los investigadores que trabajan en este tema  que aportasen más datos.

En Agosto en Reino Unido, debido a la alarma social generada, se abrió una investigación relacionada con la venta de leche de vaca clonada, que no contaba con los permisos correspondientes ni del propio país ni de la Unión Europea. El caso fue denunciado por un ganadero anónimo en el periódico Internacional Herald Tribune. Se ha conocido también que ocurría algo similar en Suiza, donde el gobierno reconoció la existencia de varios centenares de animales descendientes de clones de 2ª o 3ª generación. Parece ser que las vacas clonadas producen hasta un 40% más leche que las tradicionales.

Hay razones para dudar de la seguridad alimentaria de estos alimentos, porqué los animales clonados enferman más y son más vulnerables a las enfermedades, (fundamentalmente  vacas y cerdos) y la mortalidad es muy superior a lo normal. Pero las razones que da la Unión Europea para esta prohibición son preocupaciones éticas y relativas al bienestar de los animales.

Dentro de la prohibición tampoco se incluye la clonación con fines científicos, para la producción de medicamentos o para conservar especies en peligro de extinción. La importación de material reproductivo (semen y embriones) de animales clonados es posible que se autorice con un sistema especial de trazabilidad.

Se desconoce el alcance de la introducción de animales clonados en las granjas de los países europeos, debido al vacío legal existente. Por ello, y para evitar que se  genere desconfianza en los consumidores, parece probable que acabe por aprobarse y legalizarse la comercialización de alimentos clonados. En EEUU está autorizada la comercialización de carne de cerdo y vaca procedente de animales clonados, desde 2008.

Una vez más los consumidores carecemos de información y estamos a merced de la buena o mala praxis de los productores alimentarios que nos pueden estar vendiendo alimentos de los cuales no se ha demostrado su ausencia de riesgo para la salud.






*Otros artículos que te pueden interesar:


Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

Deja tu comentario

Publicar un comentario en la entrada