Sed, hidratación y bebidas isotónicas


Llega el verano, el calor y sudamos. Si nos dejamos llevar por la publicidad, creeremos que sería necesario tener a mano una bebida isotónica para recuperar los minerales y el agua que se pierden por el sudor.

Pero esto no es así, este tipo de bebidas están destinadas a personas que realizan deporte intenso durante un tiempo superior a 45 minutos, porqué les ayuda a reponer rápidamente la pérdida de sales minerales y azúcares de absorción rápida, que se han gastado con el ejercicio. Ambos, minerales y azúcares, son necesarios para que los músculos respondan correctamente al esfuerzo requerido.

Debe quedarnos claro, entonces, que para las actividades diarias que no requieran esfuerzo intenso, incluso para sesiones de gimnasio de intensidad moderada no superior a una hora, beber agua, durante y después del ejercicio, es suficiente para hidratarnos, ya que no se habrá producido una pérdida de minerales que sea necesario reponer.

El peligro mayor está en que muchos jóvenes toman estas bebidas con frecuencia,  llamados por la moda de las bebidas saludables. Sustituir el agua o un refresco por una bebida isotónica asiduamente puede producir un desequilibrio mineral importante, ya que estamos tomando gran cantidad de minerales innecesariamente. Nuestra alimentación diaria ya contiene este tipo de nutrientes en suficiente cantidad como para hacer frente a un sobreesfuerzo moderado. Además conviene saber que un uso indebido de esta bebida puede tener  consecuencias negativas en nuestra salud: afectando a los riñones, produciendo edemas o contribuyendo a arritmias cardiacas.

*Otros artículos que te pueden interesar:
-Alimentos para el verano

Comparte en Google Plus
Gracias por visitar QSN.
¿Te gustó el artículo? Te invito a compartirlo.
También puedes participar comentando en el blog o en facebook. Te espero.

También te gustará:

Deja tu comentario

Publicar un comentario en la entrada